Esta usted en:

Historia


Montizón ha sido un lugar muy transitado desde la Prehistoria, dada su estratégica posición como lugar de paso entre Levante o la Mancha con el Valle del Guadalquivir. De la antigüedad de sus primeros pobladores son testimonio los numerosos restos de cultura material, flechas con punta de pedernal, hachas y piedras talladas, recogidos en el lugar conocido como Torre-Alber, y cerámica en Cabeza Chica. 

El impulso dado en época romana a las infraestructuras viarias acrecentó su posición como enclave en la red de comunicaciones. Se han documentado restos de vías romanas y cerca de Aldeahermosa se halló un miliario, que indicaba la distancia desde este lugar a Contrebia, en el Valle del Ebro, y que ha sido identificado como el Camino de Aníbal. 

En esta época la zona estaba bajo la órbita de la ciudad de Ilugo (Santisteban del Puerto), como testimonia una inscripción epigráfica, hallada en Venta de los Santos. 

En época islámica debió ser una pequeña alquería que sería conquistada con el resto de la comarca por Fernando III el Santo en 1226. Debido a la importancia que los nuevos pobladores cristianos dieron a la ganadería, esta alquería sería abandonada entre los siglos XIV-XV, convirtiéndose en una dehesa dependiente de Santisteban del Puerto. 

Es en el siglo XVIII, en 1767, cuando esta zona de dehesa, conocida como "Barranco Hondo", fue elegida por Pablo de Olavide, Intendente del rey Carlos III, para fundar uno de los núcleos de las Nuevas Poblaciones, según el Plan de Colonización de Sierra Morena, que tenía como finalidad la salvaguardia del camino de Andalucía con la Mancha, donde los bandoleros asaltaban las recuas de burros que transportaban las mercancías de una región a otra. 

Los primeros colonos que poblaron Montizón fueron centroeuropeos: alemanes, flamencos, suizos, alsacianos, franceses e italianos, a los que se dotó de una casa, yunta de aperos de labranza y varias fanegas de tierra de monte para el cultivo del cereal y repoblación de olivos. 

Montizón se creó como cabeza de feligresía con dos aldeas: Aldeahermosa y Venta de los Santos. Entre los objetivos de su creación estaba el asegurar una zona muy transitada por murcianos, valencianos y manchegos. 

Los años iniciales de su fundación fueron de penurias y dificultades. Originariamente estaba formada por seis casas, una iglesia y un pósito. A lo largo de la siguiente centuria se asiste a una fase de consolidación, contando a mediados del XIX con 408 casas habitadas por 352 habitantes, y contando con escuela. 

En 1808 solicitó tener ayuntamiento propio, lo que así ocurrió, hasta que llegado el año 1888 pasó a depender de Castellar, recobrando su independencia en 1906.    

 

carlossiii

olavide_pablo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                CARLOS III                                   PABLO DE OLAVIDE        
fuero
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
FUERO  NUEVAS POBLACIONES

  

Galería de Imágenes




Ayuntamiento de Montizón

Información Legal | Accesibilidad